Biografía

Alan Ponce Duarte

“El Charro de Arizona”, “El Joven Charro de México”
(19 años) año 2017

Biografía Alan Ponce sitio oficial de internet

Biografía

Alan Ponce Duarte, nació en la comunidad de Maryvale de Phoenix, Arizona el martes, 31 de marzo, del año 1998, a padres Jorge Ponce y Karina Duarte, ambos originarios del municipio de Namiquipa, Chihuahua, México. Durante su niñez, fue sumamente tímido con su familia y conocidos. A la edad de dos años sufrió un ataque de asma junto con una severa neumonía que lo tuvo bajo terapia intensiva por una semana. Consecuentemente, después de aquella experiencia, tuvo que ir con frecuencia al hospital durante mucha de su infancia para recibir tratamientos a su enfermedad respiratoria. Debido a su inconsciencia de entender que los médicos lo estaban curando de su enfermedad, desarrolló un entorno personal bastante tímido. Así fue cómo su familia lo miraba como el niño que nunca hablaba ni convivía con sus alrededores. Por fortuna, al paso de sus primeros años de vida, la salud de Alan siguió mejorando a pasos pequeños hasta estar completamente sano, como si nada hubiera pasado.

Alan comenzó sus estudios escolares a la edad de cinco años en la Escuela Primaria Joseph Zito — misma que está dentro de la comunidad de Maryvale, donde Alan vivió sus primeros años de vida. Debido a su ser reservado y tímido, tuvo muy pocas amistades e incluso fue víctima de intimidación, más conocido como “bullying” bajo el contexto norteamericano.

No fue hasta el verano del 2006, cuando Alan tenía ocho años en el tercer grado, que comenzó a desarrollar su gusto por la música. Un día miró la telenovela titulada Mundo de Fieras, mismo donde escuchó el tema principal Antes de Que Te Vayas del cantautor michoacano Marco Antonio Solís De inmediato le robó su atención y pide a sus papás que le consiguen el disco con ese tema (Trozos de Mi Alma 2 [2006]). Sus padres, bastante confusos, se sorprendieron de su interés por la canción, pues a Alan no le gustaba cantar, bailar, ni menos escuchar música en ese entonces. Pero no obstante, le consiguieron el disco. Con él, Alan se puso a estudiar el tema a solas en su cuarto por varias semanas. Finalmente llega la ocasión de una fiesta familiar con una tía, a quién con entusiasmo Alan le dice que sabe cantar el tema que estudió. También bastante confusa, lo escucha cantar ante toda la familia, quienes no podían creer que un niño que siempre fue tan tímido fuera capaz de pararse solo ante muchas personas a cantar sin pena ninguna. Allí fue la primera vez donde Alan cantó ante otras personas, y más importante, donde él descubrió su talento ocultado por su personalidad cerrada — la pasión por el canto — un talento que seguramente fue un don de Dios, a quien Alan siempre agradece por cada momento que vive dentro y fuera de su carrera.

Desde su descubrimiento musical, Alan siguió estudiando más canciones de Marco Antonio Solís y el famoso grupo Los Bukis. Pero a la vez, continuó con sus estudios académicos para seguir su gusto por la escuela y el aprendizaje. Fue alumno en la Escuela Secundaria Pueblo del Sol — lugar donde poco después, tuvo sus primeras presentaciones públicas.

Tras una cirugía de las anginas en ese entonces, su voz comenzó a madurarse hasta que finalmente no pudo cantar agudamente como lo hacía de niño con baladas románticas. Sus papás le sugirieron la música de mariachi por su nueva tesitura de voz baja. La primera canción ranchera que estudió fue “Volver, Volver” del compositor potosino Fernando Z. Maldonado. Tal canción fue el catapulto que llevo a Alan a descubrir su pasión más profunda e inconfundible de su persona — interpretar la música ranchera de México. No cabe duda que a partir de ese momento, Alan se volvió un enamorado y entusiasmado admirador de la música mexicana. De inmediato demostró su admiración por las figuras más importantes e icónicas de este género. Entre ellos están intérpretes como Vicente Fernández, José Alfredo Jiménez, Antonio Aguilar, Javier Solís, Pedro Infante, Jorge Negrete, Miguel Aceves Mejía, y otra gran cantidad de cantantes, músicos y agrupaciones de mariachi. De ellos, Alan aprendió la gran responsabilidad de portar un elegante traje de charro y dignificar con orgullo y respeto el sombrero mexicano. De hecho, en el año 2011, fue testigo de un concierto de su ídolo musical, Don Vicente Fernández — un concierto que dejó gran huella en su vida. Al ver un artista tan entregado a su público como el gran “Charro de Huentitán”, Alan aspira en hacer lo mismo en su carrera, que persigue con mucha determinación y pasión.

Biografía Alan Ponce sitio oficial de internet

A los 13 años de edad, estudia la guitarra, su instrumento secundario aparte de su voz única, para acompañarse al cantar las canciones que a diario practica. De allí comienza a estudiar los fundamentos principales de la teoría musical, que seguramente serían de gran valor para Alan más adelante en su carrera.

Semanas después, Alan pondría su talento a la prueba más allá de sus presentaciones en su natal Arizona. A principios del año 2012, “El Charro de Arizona” — cuyo apodo recibe de sus primeros seguidores — hace su debut televisivo del día 22 de febrero en la cadena Estrella TV como participante del concurso “Tengo Talento, Mucho Talento” en su sexta temporada. Dicho evento es uno de los recuerdos más preciados de Alan, siendo que en esa experiencia tuvo la dicha de conocer a la primera celebridad que creyó en su talento innato — la inolvidable “Diva de la Banda”, Jenni Rivera — a sólo meses de su inesperada partida. De ella recibió muchos consejos importantes de la música, al igual que del programador de radio, Pepe Garza, y el primer actor y comediante, don Héctor Suárez, quienes también fueron jueces. De este concurso, Alan logra ocupar el quinto lugar como el finalista más joven de la temporada, ganando un premio que él aprecia más que cualquier primer lugar — el cariño y confianza de su público que va incrementando día con día.

Después de su triunfo, regresa a sus últimos días de la secundaria y su graduación, donde sin saber le esperó un bonito recibimiento de sus compañeros alumnos que le pidieron que cantara como despedida al siguiente capítulo de sus vidas.

Meses después, comienza su primer año como estudiante en la Preparatoria North bajo el riguroso programa académico Bachillerato Internacional, conocido por sus signos de IB (International Baccalaureate) en inglés.

Al año entrante, Alan nuevamente pone su voz a la prueba en un concurso nacional que hasta hoy es el logro más importante de su vida. A finales de marzo incursiona como participante en el estreno del concurso y reality show “La Voz Kids” por la cadena Telemundo en Miami, Florida. Elige como su mentor al famoso cantante sinaloense, Roberto Tapia, quien formó parte del jurado al lado de los artistas Paulina Rubio y Prince Royce. Con la ayuda de su público fiel, Alan llega hasta los últimos capítulos del concurso logrando ocupar el segundo lugar de entre más de 6000 jóvenes que adicionaron en toda la nación— lugar que lo coloca como el ganador del Team Tapia y último finalista de la costa oeste en la unión americana. Además, como el único finalista representante de Arizona — título que ocupa hasta el día de hoy. Regresando a Phoenix, hace una presentación en público para agradecer personalmente a sus seguidores locales, donde le espero alrededor de mil personas para recibirlo.

En otoño de ese año, se reúne con sus compañeros finalistas en Miami para grabar un programa especial navideño por Telemundo llamado “Celebremos Juntos”. Allí, Alan participa cantando una versión ranchera de “Feliz Navidad” junto con la Dra. Ana María Polo en los estudios del reality “Caso Cerrado”.

Biografía Alan Ponce sitio oficial de internet

En los próximos años, Alan comparte su talento en numerosas presentaciones dentro y fuera de Arizona, gracias a su trayectoria. Ha tenido la oportunidad de entonar los himnos nacionales de EEUU y México en diversos juegos de deportes y eventos gubernamentales, encabezar y participar en espectáculos musicales, ser juez de concursos locales de talento, realizar numerosas entrevistas, y muchos más tipos de eventos que serían difíciles de listar uno por uno.

Comenzando el 2015, Alan realiza uno de sus más grandes sueños que le ha costado muchos sacrificios, con el único propósito de agradecer nuevamente a su público que tantas veces le han demostrado su cariño — su primera producción discográfica titulada “Sin Más Ni Más”. En ella, comparte nuevamente su pasión por la música ranchera, y ahora se incursiona por el género de banda, sin descuidar la música de mariachi que tanto le fascina. En esta producción, colabora con quien ya es uno de sus inspiraciones musicales, el maestro Rigoberto Alfaro, arreglista y compositor de renombre en México. En “Sin Más Ni Más”, interpreta canciones de compositores como Manuel Monterrosas, Jesse Armenta, Francisco Escamilla, y el mismo maestro Alfaro. La intención del disco trata de unir los conceptos de la tradición y la evolución en uno. Es decir que Alan, como joven nacido en EEUU, trata de unir sus raíces mexicanos con la cultura cotidiana de la ciudad, que rápidamente va evolucionando a través del tiempo presente.

Por más de once años, Alan Ponce ha compartido su pasión por la música y su gran interés por la difusión y preservación de la canción ranchera, para que así no muera esta tradición y perdure entre las próximas generaciones. Un joven que a pesar de su corta edad, ha logrado demostrar su potencial que lo puede lanzar al éxito hacia el futuro.

Comments

comments